Para entender lo que sigue, el lector debe permitirse -ahora y en cada lectura posterior- alcanzar un estado mental adecuado. Se os pide -transitoriamente, por supuesto- que dejéis de lado todas vuestras opiniones filosóficas, religiosas y políticas, y que seáis casi como los niños, que no saben nada. Nada, eso es, excepto que realmente oís, veis, sentís y oléis. Suponed que no estáis yendo a ningún lado salvo aquí, y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente. Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo, puesto que estáis palpando la realidad misma y no las opiniones sobre ella. No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por la mayoría de los cerebros adultos, de modo que si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fuera el sonido de tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Dejad que vuestros oídos oigan lo que quieren oír, dejad que vuestros ojos vean lo que quieran ver; dejad que vuestra mente piense lo que quiera pensar; dejad a vuestros pulmones respirar a su propio ritmo. No esperéis ningún resultado especial, puesto que en este estado desprovisto de palabras e ideas, ¿dónde puede existir pasado o futuro, y dónde alguna noción de propósito? Deteneos, mirad y escuchad... y permaneced aquí un momento antes de proseguir la lectura. Alan Watts (El camino del Tao)


29 abr. 2010

ASHTAVAKRA



PERCEPCIÓN INTUITIVA

Las palabras "Mantener relajado dentro de la Consciencia" conforman la verdadera base de la enseñanzas de Ashtavakra. Él no prescribe una serie de prácticas o disciplinas. Todo lo que es necesario para que ocurra la iluminación es una clara comprensión, aunque en una dimensión muy distinta a la comprensión intelectual. Lo que provoca la comprensión intelectual es la creencia en lo que es comprendido, pero una percepción intuitiva está basada en la fe. La comprensión intelectual -la creencia- está basada en la argumentación, la lógica, el esfuerzo y el conflicto. La percepción intuitiva -la fe- está basada en cierta inevitabilidad ineludible, una aceptación relajada de Lo-Que-Es, totalmente libre de cualquier duda u opinión. (...)

"Fe" no significa necesariamente un conflicto con la razón o un sustituto para la misma. Significa únicamente el no excluir la posibilidad de la existencia de ciertos niveles de realidad, más allá de las percepciones puramente sensoriales. La fe es el poder que es capaz de provocar la apercepción espontánea de la verdad. La fe reconoce intuitivamente el sonido de la verdad y abre el "ojo del corazón" para que pueda apercibir la Verdad.


Ramesh S. Balsekar
(Un Dueto de Uno)


27 abr. 2010

"PESCADO CON PATATAS"


EL DOLOR NO ES EL PROBLEMA

El problema soy yo.
¿Qué soy, en realidad, si no esta resistencia psicológica?
Entretanto, el dolor sigue su curso.


¿Quién puede aceptar que, independientemente de lo que afirmen las enseñanzas espirituales, este cuerpo está condenado a morir? Eso si no está fracasando ya. ¿Podemos aceptar que, en algún momento futuro, imaginario o no, padeceremos un insoportable dolor físico?

Hasta Jesús lloró cuando clavaron sus muñecas en la cruz.

Pero él sabía que eso también era Dios.

Nosotros hemos olvidado que, como una hermosa puesta de sol o el abrazo de un ser querido, el dolor físico también es Dios.

Este mensaje no tiene, pues, nada que ver con la negación ni con la trascendencia del dolor físico, porque eso es imposible. Este mensaje tiene que ver con la realización de que Dios está en todas partes, literalmente en todas partes. Sólo un individuo, es decir un "yo", podría pensar otra cosa. En realidad, "pensar otra cosa" es lo único que el individuo puede hacer.

Pero éste no necesariamente es un mensaje religioso, porque, en lugar de "Dios", podrías decir "Realidad", "Mente de Buda", "Tao", "Espíritu", "Lo que es", "Pescado con patatas" o millones de otras cosas.


Jeff Foster
(Más Allá del Despertar)


24 abr. 2010

SEXO


CONOCER EL SEXO




Conocer el sexo significa liberarse de él trascenderlo. Pero incluso tras toda una vida de experiencias sexuales, la gente no hace ningún esfuerzo para comprender que la relación sexual les proporciona una experiencia fugaz del samadhi, una ventana que se abre a la superconsciencia. Esa es la gran fuerza del sexo, la raíz de la atracción hacia el sexo. Eso es lo que cautiva del sexo.

Con una actitud de meditación, coprenderéis esa experiencia pasajera que continuamente tira de vosotros. Y hay formas más fáciles de obtener la misma experiencia: la meditación, la práctica del estado de atención vigilante, el yoga. Todas son formas para obtener la misma experiencia, pero es fundamental saber que esa es la experiencia que nos atrae.

Un amigo mío me escribió para decirme que el tema sobre el que tratan mis charlas le resulta embarazoso. Me pedía que imaginara la incómoda situación de una mujer que asistiera con su hijo a mis conferencias, o de un hombre acompañado por su hija. Decía que no se debía hablar de tales cosas abiertamente. Le dije que no podía ser más ingenuo. Si una madre es sensata, debería compartir sus experiencias sexuales con su hija a su debido tiempo, antes de que su hija entre en el mundo del sexo, antes de que se extravíe por los erróneos senderos del sexo por falta de información y por inmadurez. Un padre respetable e inteligente compartirá sus experiencias con sus hijos para que no vayan por el mal camino, para que no se perviertan.

Pero lo paradójico de la situación consiste en que ni los padres ni las madres tienen una experiencia profunda del asunto. Como no se han elevado por encima del nivel del sexo, temen que si sus hijos oyen hablar del tema también queden enredados en el mismo nivel. Yo le pregunto a esas personas: ¿a quiénes habéis hecho caso para hebros enredado así? ¡Os habéis enredado vosotros mismos! A vuestros hijos les ocurrirá lo mismo; pero ¿no es posible que si vuestros hijos acceden a la comprensión, a la capacidad de pensar, que si se les dan los conocimientos se libren de malgastar su energía, que la conserven y la transformen?

Todos hemos visto carbón muchas veces. Los científicos dicen que es un proceso que dura milenios: el carbón se transforma en diamante y no existen diferencias químicas ni estructurales entre ambos. Un diamante es la manifestación transformada de un trozo de carbón. Un diamante es simplemente carbón.

El sexo es carbón y el celibato un diamante, el estado transformado del carbón. El diamante no es antagónico del carbón; es solo una transformación. Es un viaje que realiza el carbón hasta una nueva dimensión. El celibato no es lo opuesto al sexo, sino una transformación del sexo. Quien sea enemigo del sexo nunca logrará el celibato.

Para llegar a la dimensión del celibato...y hay que llegar, porque al fin y al cabo, ¿que significa el celibato? E celibato significa haber logrado que la conducta y los actos de una persona sea como la de un dios. Significa haber alcanzado la santidad. Y eso se consigue transformando nuestras energías mediante la comprensión.


Osho
(El libro del Sexo)


22 abr. 2010

23/04 SAN JORGE


FELIZ SAN JORGE!!
A todas las seguidoras de este blog.



San Jorge es el patrón de Cataluña. Según la leyenda fue un caballero que salvó a una doncella de las garras de un dragón.

En Cataluña es tradición, ese día, regalar rosas los hombres a las mujeres.

Esta es mi rosa para todas y cada una las seguidoras del Wu Wei's corner.

Guillem.

22/04 DÍA DE LA TIERRA


Feliz Día de la Tierra!!!

21 abr. 2010

DESPERTAR


SEGUIR DESPERTANDO.


Muchos maestros lo equiparan con los sueños. ¿Has despertado alguna vez de un sueño placentero y te has vuelto a dormir porque querías seguir soñando? Te das la vuelta, te duermes otra vez, te vuelves a despertar y te das cuenta de que estabas soñando, aunque estás grogui y ni siquiera sabes si te quieres despertar. Mas adelante, a lo largo del día, estás mucho más despierto y lo ves todo con más claridad. La mayoría de los maestros espirituales siguen groguis aun después de un gran despertar espiritual. Se mueven hacia delante y hacia atrás, sin saber si quieren despertarse o no, pues perciben que eso implica un mundo totalmente distinto. Quieren despertar de lo malo y seguir soñando con lo bueno. Quieren, literalmente, dormirse de nuevo en sus relaciones personales, pues saben que si se despiertan del todo las cosas tal vez cambien de un modo inesperado.

Cuando estás grogui sientes que tienes que dejar muchas cosas, y no sabes bien si quieres despertarte o no. Pero cuando estás realmente despierto, sabes que es un sueño, y no quieres regresar. Si deseas ser totalmente libre, tienes que hacer el esfuerzo de despertarte del todo. Entonces dejarás de interesarte por lo que no es verdad y te interesarás únicamente por la verdad. El estado de sueño que implica separación, con todos sus disfraces, dejará de interesarte.

¿Quién controla el sueño cuando sueñas por la noche? Tú eres el soñador, el que tira de todas las cuerdas. Todos los personajes del sueño están convencidos de que ellos son los que están haciendo que las cosas sucedan así. Pero el soñador es quien lo orquesta todo. Cuando sueñas lo olvidas. El soñador trascendental es el que genera el sueño del mundo. Si quieres que la gracia no te abandone en el funcionamiento del mundo, tendrás que tener esto presente constantemente. Para regresar al mundo no necesitas dejar de lado la trascendencia, eso es un mito.


Toda esta idea de la integración y la creencia de que no podemos permanecer en la trascendencia sólo tiene sentido hasta que nos ponemos a examinarla y nos preguntamos si es cierto. Cuando observes tu propia experiencia y te preguntes cómo funciona la realización, empezarás a darte cuenta de que muchas de las cosas que decimos son una mera ridiculez: es como si un ciego se pusiese a mirar a otro ciego.

Lo que estás viendo, y esto a lo que llamas maestro, es tu propia creación, es tu sueño, lo estás creando en este preciso instante. Si te das la oportunidad de hacerte consciente, te darás cuenta de que lo estás creando y de que la separación entre la persona que escucha y la que habla es una mera ilusión. Si estás despierto, lo habrás visto claramente. Pero los condicionantes pueden arrastrarte de nuevo al sueño. No importa. Debes seguir cuestionándote el sueño.

Algunas veces experimentamos un flechazo con alguna experiencia inusual, pero nos perdemos algo más profundo: comprender quién la origina. Tenemos que preguntarnos: "¿Por qué he recibido esa percepción?". Cuestiónatelo. La curiosidad y la búsqueda son importantes. Si tienes una experiencia trascendente es para que te aferres intuitivamente a la Verdad, que es lo que las cosas realmente son. En términos espirituales, la pregunta "¿qué soy? es lo que nos lleva al núcleo de las cosas.


Tú eres inteligencia infinita, pero debes ser lo suficientemente serio para descubrir lo que es verdad por ti mismo. Para hacerlo, tendrás que abrirte a la posibilidad de que todo lo que has estudiado sea un error. Si no, ¿cómo podrás descubrir lo que en verdad es? Cuando te abres del todo, la Verdad se vuelve totalmente obvia. La personas que son espirituales creen que la Verdad siempre está oculta. Pero no está escondida. Lo que se pone en medio es la idea de esta verdad. Descubre el lugar de lo que en verdad es. Lo único que existe es el Uno, que se manifiesta bajo la forma de todas las cosas. Reflexiona y medita sobre esto hasta que lo comprendas del todo. Despierta a lo que eres.


Adyashanti
(La Danza del Vacío)


19 abr. 2010

MILAGROS


La vida entera es milagrosa,
pero no lo estás reconociendo.

En cambio, quieres traer lo milagroso a lo mundano
siempre para resolver lo trivial; y es así
como te pierdes lo Glorioso.

Tenemos corta memoria para el milagro,
pero larga para lo irreal y lo penoso.



Mooji
(Palabras Surgidas Del Silencio)


18 abr. 2010

17 abr. 2010

EDUCACIÓN


EL FRACASO DE LA EDUCACIÓN


Tuve suerte en la escuela porque fui un fracaso. En mis primeros años de colegio, en la década de los cuarenta, no conseguí hacer nada bien. Na sabía (tampoco mis maestros) que era disléxico y que tenía otras incapacidades para el aprendizaje, incluida una mala memoria a corto plazo. Era humillante no comprender lo que se estaba ensañando y ver cómo la mayoría de los otros alumnos no parecían tener problemas. No importaba cuánto me esforzase, seguía fracasando. Iba pasando de curso, no porque estuviese preparado para hacerlo sino sólo a causa de mi edad. Cada año me rezagaba más con respecto a los otros alumnos. ¡Qué bendición resultó ser eso!



Al carecer de la memoria necesaria para aprobar los exámenes, tuve que aprender a ver la esencia de las cosas para ver si las podía entender. No podía acudir a cualquiera de los profesores ni a mis padres porque ellos no tenían respuestas para este problema. Esto me liberó de la necesidad de acudir a los demás en busca de respuestas.

Al comenzar mi búsqueda espiritual, sí leí lo que otras personas tenían que decir, pero siempre me acompañaba la pregunta "¿puedo confiar en que lo que dicen es cierto?". Esto liberó a la mente para que fuese más allá de todo lo que había leído. Nunca le pregunté nada a ningún maestro. Sin embargo, encontré las respuestas que están más allá de lo que ellos decían.

Con nuestro método occidental de enseñanza no conseguimos hacer que las personas entiendan realmente lo que están intentando aprender. Al decirles primero lo que otros piensan del tema y luego hacer preguntas basadas en lo que se ha expuesto, creemos que les hemos enseñado algo. Aquellos que tienen buena memoria son considerados inteligentes. Los que no la tienen son considerados limitados.

De manera que no es ninguna sorpresa que la mayoría de las personas que me escriben intenten comprender siguiendo ese mismo proceso que nunca conduce a una verdadera comprensión. Por supuesto que hay personas inteligentes que hacen verdaderas preguntas que realmente están examinando la totalidad del proceso. Sin embargo, demasiado a menudo sus preguntas revelan el sistema educativo por el que han tenido la desgracia de pasar.

En lugar de hacerle preguntas a otros, debieran hacérselas a sí mismos. Considéralo así: nadie sabe nada, incluido tú mismo. Ve el problema como algo nuevo sin pretender saber nada al respecto. Todas las respuestas están dentro de ti en este preciso instante. Al acudir a otra persona no vas a encontrar una verdadera respuesta.

Desde luego que no tiene nada de malo hacer preguntas, podemos usar la experiencia de otros para ayudarnos a comprender. Pero háztelas primero a ti mismo, y mientras escuches las respuestas de otro, mantén tu mente abierta a tus propias respuestas.

Lo que intento hacer es señalar los verdaderos problemas. Yo no puedo darte las respuestas. No tendría ningún sentido que intentara hacerlo o que tú aceptaras lo que digo sin haberlo encontrado antes en tu propio corazón o en ti propia mente.


La verdadera comprensión siempre proviene de la misma fuente. Sólo existe una única fuente de Sabiduría y no está en nuestras mentes individuales. Se encuentra en la Totalidad de la Vida Misma. No es mi sabiduría o la tuya, sino la nuestra.

Nuestros educadores necesitan ser instruidos sobre cuál es realmente el problema que enfrentamos. Sólo entonces podrán saber lo que deben enseñarles a sus estudiantes. Necesitamos liberarnos del sueño de la separación en que nos mantiene el ego. Si no lo hacemos, acabaremos mal. Hasta ahora, la educación ha fracasado en este sentido. Sin embargo, la educación es un instrumento tan importante que tenemos que usarlo. Una sociedad verdaderamente educada nunca dejaría que unos líderes estúpidos nos llevasen a la guerra. Una sociedad educada vería cuáles son las verdaderas causas del sufrimiento en el mundo y sabría qué hacer al respecto. No habría separaciones entre los países y los gobiernos serían dirigidos por el pueblo. El medio ambiente estaría a salvo porque personas verdaderamente educadas no dañarían aquello que es su propia Vida. Todos los problemas del mundo son básicamente simples de resolver si encaramos los hechos sin que el condicionamiento controle nuestra inteligencia.

Ojalá que todos podamos despertar y vivir juntos una vida llena de amor y bondad como el Ser Único que somos.


Melvyn Wartella
(Ego, Evolución e Iluminación)


15 abr. 2010

ESTADO BÚDICO


SALUDO AL BUDA QUE HAY EN TI



Puede que no seas consciente de ello, puede que ni siquiera lo hayas soñado, que eres un Buda, que nadie puede ser otra cosa, que el estado de Buda es el centro esencial de tu ser, que no es algo que tiene que suceder en el futuro, que ya ha sucedido. Es la fuente de la que tú procedes; es la fuente y también la meta. Procedemos del estado de Buda y vamos hacia él.

Esta sola expresión, "estado de Buda", lo contiene todo, el círculo completo de la vida, del alfa al omega.

Pero estás profundamente dormido, no saber quién eres. No es que tengas que convertirte en un Buda, sino que únicamente tienes que reconocerlo, tienes que volver a tu propia fuente, tienes que mirar dentro de ti mismo.
Una confrontación contigo mismo revelará tu estado de Buda. El día que uno llega a verse a sí mismo, toda la existencia se ilumina. ¿Cómo puede una persona iluminarse? La idea misma de ser una persona forma parte de una mente no iluminada. No es que yo me haya iluminado; uno tiene que abandonar el yo antes de poder iluminarse, así que ¿cómo puedo yo iluminarme? Es absurdo.

El día que yo me iluminé toda la existencia se iluminó. Desde ese momento no he visto otra cosa que Budas de muchas formas, de muchos nombres, con mil y un problemas, pero Budas a pesar de todo.

Así que saludo al Buda que hay en ti.


Osho
(El Sutra del Corazón)


13 abr. 2010

EGO


DESPERTAR DE LA PARTIDA



La libertad suprema del ego inexistente es darse cuenta de que es irrelevante. Mientras siga creyendo que es relevante, seguirá "formándose". Las mejores intenciones del mundo sólo sirven para alimentarlo. "Cada día me libero más y llegará un día en el que ne libere por completo y no tenga nada de ego". ¿A qué te suena eso?. Es el ego. Pero si en un instante de visión somos capaces de ver que el yo es irrelevante, el juego se acaba. Es como si un jugador de Monopoly creyera que su vida depende de ganar la partida y, de pronto, se diese cuenta de que ganar o no ganar es irrelevante: no importa. Tal vez siguiera jugando. Tal vez se fuera a por un bocadillo. Esta vida no se basa en ganar la partida espiritual; se basa en despertar de la partida.


Adyashanti
(La Danza del Vacío)


11 abr. 2010

UN SUEÑO HIPNÓTICO

LA SEPARACIÓN FICTÍCIA

De modo que esto es la nada siendo todas las cosas. Esto es ser. Todo lo que hay es el ser. Y en ese ser, en esa totalidad, surge la separación.
En esta apariencia, los seres humanos son la única cosa que es autoconsciente. La autoconciencia es exclusivamente humana. Es el sueño. El ser surge y sueña que está separado de sí mismo, y después pasa mucho tiempo buscando por doquier eso que está por todas partes-
De modo que ser es todo lo que hay; la autoconciencia es lo que surge, y el descubrimiento de que sólo hay ser no tiene nada que ver con el buscador. De modo que esto -lo que estamos comunicando aquí- no tiene nada que ver contigo ni conmigo. Yo no tengo algo que tú no tengas. El ser no puede ser conocido.
Cuando eres un niño muy pequeño, sólo hay puro ser. Sólo ser. Y aunque el niño llora y parece hambriento, e el ser; es la expresión del ser llorando, diciendo que hay hambre. Y después viene un momento en la vida de ese niño en el que se produce la separación, cuando la m madre le dice al niño: "Tú eres Bill o Mary", y en alguna parte, energéticamente, surge la sensación de ser una persona separada. De repente, por primera vez hay una energía que se contrae hacia esa sensación de separación,, y en el cuerpo se produce la sensación de que la piel es tu límite, de que vives dentro de esa frontera, y de que todo lo demás que ocurre, ocurre fuera de ti.
De modo que la vida te está ocurriendo a ti, y en el momento en que comienza la separación, en el momento en que comienza también comienza la búsqueda, porque la sensación de separación conlleva una sensación de miedo, inadecuación y perdida. "Lo he perdido todo. ¿Qué es? ¿Qué ha perdido? ¿Por qué lo he perdido? ¿Por qué me ha ocurrido esto?" De modo que la búsqueda se produce a partir de ese momento, y el buscador sólo puede vivir en la búsqueda. Durante todo el tiempo en que hay separación, sólo puede haber búsqueda de la no- separación..., por la necesidad de volver a casa. Hasta que tu vida esté perdida, siempre te preguntarás por qué.
Crecemos en este mundo de separación y nos encontramos con otras personas que están viviendo en este mundo de separación, y todos están de acuerdo en que éste es un mundo separado. Eres un individuo, y o bien tienes que hacer que tu vida funcione, o no. Ésta es la lección simple y básica que se aprende cuando se está separado. Y esa idea de hacer que tu vida funcione; la idea de conseguir cosas -de conseguir amor, de conseguir dinero, de conseguir poder, de conseguir lo que sea- en realidad es el anhelo de volver a casa. Todo deseo refleja el anhelo de volver a casa.


Todo el mundo está buscando. Y la dificultad es que crecemos y creemos que somos individuos, y probablemente creemos que tenemos una mente que comprende, y entonces pensamos que el modo de llenar esta sensación de pérdida es intentar entender por qué hay una sensación de pérdida es intentar entender por qué hay una sensación de pérdida y hacer algo al respecto, y eso es la ignorancia. Ésa es la dificultad. El problema de la búsqueda es que la búsqueda alimenta la separación. De modo que cada vez que intentamos encontrar la plenitud, seguimos siendo el individuo separado intentando encontrar la plenitud. Creemos que podemos conseguir laplenitud. Creemos que os va a ocurrir. "Me voy a iluminar" o "podría iluminarme. He oído que puedo iluminarme porque he conocido a personas que dicen que están iluminadas y que hicieron A, B y C. Ellos meditaron, o autoindagaron, o hicieron algo. De modo que puedo conseguir la iluminación". Pero no existe tal cosa como una persona iluminada. Ninguna persona se iluminará jamás. La idea de la iluminación personal es la ignorancia fundamental que lleva a la gente a seguir adelante con la búsqueda.
La sensación de separación está en la raíz de la búsqueda. Y aunque nuestra vida pueda funcionar durante algún tiempo, por debajo hay una desesperación callada y un impulso de volver a encontrar la unidad. De modo que intentamos iluminarnos con más y más ahínco, pero nunca nos iluminaremos, porque estamos basándonos en un error fundamental.
El despertar - lo que yo llamo el despertar- es despertar del sueño, y el sueño de ser un individuo separado. Es un sueño hipnótico y muy poderoso. Si caminas por la calle y preguntas a la gente, te dirán: "Sí, yo soy un individuo. Tengo elección y puedo hacer cosas." Eso es el sueño. Y durante todo el tiempo en que se está produciendo el sueño, en cierto sentido estás en una rueda de molino. Eres como un perro persiguiendo su propia cola. Y una de las principales dificultades es que el buscador no tiene ni idea de cómo es la unidad, por eso está en un estado de anticipación constante.


El despertar es un acontecimiento energético. Es un cambio energético por el que se sale de la contracción y se va a lo ilimitado. La liberación trae consigo la comprensión de que lo único que hay es todas las cosas. Todo lo que hay es el ser. Todo lo que hay es vivacidad. La vivacidad es ser, y todo lo que hay en esta habitación ahora mismo es vivacidad. Las cosas están ocurriendo. La puerta suena cuando entra alguien. Estar sentado en una silla está ocurriendo... Oír una voz, ver a este hombre mover sus brazos..., eso es lo que está ocurriendo. Es la vida ocurriendo. Esto es ser. Esto es el ser "siendo un micrófono" (microfoneando), esto es el ser "siendo una silla" esto es el ser estando vivo. Cualquier cosa que creas que te está ocurriendo ahora mismo no te está ocurriendo a ti, simplemente está ocurriendo. La vida simplemente ocurre.
Todo lo que hay es ser. Nadie puede enseñarte esto. Esto no es una enseñanza. Yo no puedo enseñarte a sentarte en una silla. No puedo enseñarte a respirar. No puedo enseñar a nadie a ser, porque ser ya es lo único que hay. Simplemente se trata de salir de la percepción "estoy separado de lo que está ocurriendo" y pasar a sólo hay lo que está ocurriendo. Absolutamente simple.
Cuando esto parece ocurrir, la gente viene y dice: "El amante perfectamente constante siempre estuvo allí. La vida, el ser. Y lo extraño es que no puedo contar cómo es esto a nadie más porque no puede ser conocido. Lo que esto es ni siquiera te lo puedo contar a ti, Tony."
De modo que podemos hablar y compartir ideas, y en cierta medida eso es la parte superficial de esto. Pero energéticamente, hay una sensación de algo que está más allá de las palabras. Tal vez podría describirlo como la sensación de que hay vacío. Sólo vacío. Sólo hay espacio ahí fuera. Ahí no hay nadie. No hay nadie. Sólo hay espacio en el que ocurren cosas. Y toda la idea de que tenías una vida, y de que tienes una vida, y de que tendrás una vida, simplemente se cae. Toda la idea del karma, de causa y efecto, de acción, de hacer, de caminos, simplemente colapsa. Este mensaje lo pone todo "cabeza abajo".

(silencio)



Tony Parsons
(La Nada Que Lo Es Todo)



8 abr. 2010

MEDITACIÓN SIN BUDAS NI INCIENSO


LA MEDITACIÓN TRANSFORMA EL CEREBRO A LARGO PLAZO


Are Holen, experto en estrés postraumático y creador de un método de meditación


54 años. Soy noruego. Casado y con dos hijos. Licenciado en Psicología, doctor en medicina y especialista en Psiquiatría. Profesor de Neurociencia en la Universidad de Trondheim. La educación es la herramienta para la prosperidad de un país. Creo en un Dios no punitivo.


En 1980 una plataforma petrolífera entre Inglaterra y Noruega se hundió. De 212 personas sobrevivieron 89, a las que veo cada año.

Pues lleva 30 años tratándolas. ¿Alguna conclusión?

Me he pasado años investigando el estrés postraumático tras situaciones de desastre y he comprendido que hay que atender a las personas en el momento inmediato a la catástrofe, porque con el estudio inicial puedes saber cual será la evolución y que tratamiento deberá seguir cada cual.

¿Cómo afecta enfrentarse a la muerte?

Por lo general, las personas, aprecian más la vida, los amigos y las actividades de ocio, y se preocupan más por la familia.

¿Incrementa su fe en Dios?

Eso es algo que me llamó mucho la atención: en general, la gente deja de creer tras un desastre.

También investiga usted los efectos de la meditación en el cerebro.

Empecé a hacer yoga y meditación a los 16 años, un año después de que mi padre, también médico, enfermara. La meditación me conectó con mi interior, con la comprensión de las emociones. Resultaba fascinante desde el punto de vista existencial.

¿Y decidió compartir la experiencia?

Siendo todavía estudiante, creé la escuela internacional ACEM, dos años antes del 68, así que había muchísima gente que quería aprender y crecimos muy deprisa. Mi método no se basa en ninguna fe religiosa ni filosófica; se explica en términos científicos y siempre en el contexto de psicología moderna.

Cuénteme.

Hemos realizado una serie de investigaciones, todas publicadas en revistas científicas, que intentan averiguar qué hace que la técnica de la meditación funcione.

¿Y?

En principio, en los años 60 se investigaron y reconocieron los cambios fisiológicos que provoca la meditación: descenso de los latidos cardíacos, de la frecuencia respiratoria, de la tensión muscular y arterial y disminución del consumo de oxigeno.

Pero lo suyo es el cerebro.

Sí, el año pasado publicamos una serie de artículos en los que se demuestra que las hondas cerebrales durante la meditación ACEM muestran relajación pero también procesamiento psicológico.

¿Qué significa eso?

Cuando meditas, partes concretas del cerebro emiten hondas theta, que alivian el estrés y a largo plazo producen una sustancial reducción de la ansiedad; aumentan la habilidad mental, impulsan la imaginación y la creatividad; reducen el dolor, producen un estado de euforia y estimula la secreción de endorfinas.

Son estupendas.

Nos ponen en contacto con recuerdos que habíamos rechazado y que estaban en el fondo de nosotros mismos, emociones fuertes, traumas olvidados, de manera que nos permiten limpiar o unificar esa memoria.

¿La meditación modifica el cerebro a largo plazo?

Sí lo transforma. Comó te ves, comó ves a los demás, cómo te relacionas, todo eso cambia con la meditación. Investigaciones recientes demuestran que las personas que meditan tienen más gruesa la capa de la corteza cerebral. Otros estudios demuestran que los meditadores viven más años.

Meditar eleva las defensas.

Cuando baja el estrés, baja el cortisol y se eleva el sistema inmune, Sí, y afecta también a una serie de sustancias que controlan las células tumorales. Afecta al sistema inmuna, anticancerígeno y al corazón.


...Y todo eso sin inciensos y sin estatuillas de Buda.

El método ACEM se enfoca en un sonido que repites internamente, y que no tiene ningún significado y no concentras la atención en ningún punto, sino que dejas pasar los pensamientos. Se trata de no intentar conseguir relajarse: el cerebro lo hace sin pretenderlo, como un reflejo, no como una meta.

Si no te concentras y dejas pasar las ideas, ¿Cómo resuelves?

La relajación permite que temas personales no resueltos afloren a la conciencia; entonces puedes resolverlos, pero no de una forma intelectual, sino a través de la actitud, que te hace ver las cosas de forma diferente. La meditación permite que cierta cantidad de creatividad se manifieste.

¿Qué más cambios produce?

Es posible que se manifiesten partes de ti que nunca antes has utilizado, que has descartado por las elecciones de la vida.

Se parece al psicoanálisis.

Sí, existen muchas similitudes entre el psicoanálisis y la meditación; la diferencia es que en el psicoanálisis hablas.

Dicen que la palabra cura, pero en el caso de la meditación...

La meditación actúa en niveles más profundos, en lo preconceptual. En el psicoanálisis puedes hablar durante horas y no cambiar nada, pero cuando consigue adentrarse en las capas profundas conecta con la meditación y llega al mismo punto.

¿Me está diciendo que la meditación es el psicoanálisis de los pobres?

Está más disponible para todo el mundo, incluso para quien está muy ocupado.

¿Con qué frecuencia se debe practicar?

Con treinta minutos dos veces al día consigues cambios de personalidad.


Ima Sanchís. 8/04/2010
(La Contra de la Vanguardia)

Nota: Gracias Ana Bosch