Para entender lo que sigue, el lector debe permitirse -ahora y en cada lectura posterior- alcanzar un estado mental adecuado. Se os pide -transitoriamente, por supuesto- que dejéis de lado todas vuestras opiniones filosóficas, religiosas y políticas, y que seáis casi como los niños, que no saben nada. Nada, eso es, excepto que realmente oís, veis, sentís y oléis. Suponed que no estáis yendo a ningún lado salvo aquí, y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente. Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo, puesto que estáis palpando la realidad misma y no las opiniones sobre ella. No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por la mayoría de los cerebros adultos, de modo que si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fuera el sonido de tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Dejad que vuestros oídos oigan lo que quieren oír, dejad que vuestros ojos vean lo que quieran ver; dejad que vuestra mente piense lo que quiera pensar; dejad a vuestros pulmones respirar a su propio ritmo. No esperéis ningún resultado especial, puesto que en este estado desprovisto de palabras e ideas, ¿dónde puede existir pasado o futuro, y dónde alguna noción de propósito? Deteneos, mirad y escuchad... y permaneced aquí un momento antes de proseguir la lectura. Alan Watts (El camino del Tao)


13 may. 2010

ILUMINACIÓN Y DESEO.


DESEO Y EMOCIÓN

Wayne, después de la Iluminación, ¿se sigue queriendo cosas?

Se quieren cosas en función del organismo. El organismo está programado y condicionado de tal modo que ha de tener deseos, y algunos de ellos están asociados con el cuerpo, como la necesidad de comer, beber, sexo o calidez. Este tipo de deseos son aspectos del cuerpo, inherentes al mecanismo.

Dependiendo de la naturaleza del mecanismo, ésas son necesidades de supervivencia. ¿Hay otros deseos que excedan estos que has mencionado?

Te refieres al deseo de una hamburguesa "In 'n Out"* específicamente, o al deseo de tomar sushi, que de algún modo están en la parte baja de la escala de supervivencia. (Risas) Esos son deseos específicos. Surgen deseos específicos.

De modo que desear una hamburguesa "In 'n Out" y no ser capaz de tomar una hamburguesa "In 'n Out"...

...puede causar frustración en el mecanismo cuerpo-mente. Cuando un deseo, algo que quieres, no es satisfecho, puede producirse frustración. Todas estas cosas ocurren y son parte del funcionamiento del mecanismo. Ahora bien, la cuestión es si hay un sentido de autoría asociado de algún modo con ello. ¿Hay algún sentido de que "es" mi deseo de una hamburguesa "In 'n Out", o simplemente hay un deseo de una hamburguesa "In 'n Out"?

Pero el hecho de implicarse, y lo que dure la frustración, eso indica que la mente pensante se involucra. ¿Queda ésta descartada?

Bueno, no queda descartada, ni siquiera está allí. Implicarse es pensar: "¿Qué me va a pasar si no me como una hamburguesa "In 'n Out"? (Risas) ¿Sobreviviré? ¿Seré capaz de gestionar la frustración asociada con el hecho de no conseguir una hamburguesa "In 'n Out"? ¿Me volveré loco? ¿Me convertiré en algún tipo de criatura alocada que no quiero ser?". Todo este proceso de involucración deja de ocurrir.

Digamos que la irritación dura 5 minutos. Y después vuelves a pensar:"Maldita sea, si pudiera comerme esa hamburguesa "In 'n Out""... ¿Vuelve a surgir la irritación?

Puede volver a surgir, claro. Toda la cuestión se centra en cuál es la respuesta del ser iluminado a la frustración, o a un deseo, o a algo que quiere. Diría que en lo que tenemos que centrarnos es en que no hay seres iluminados. El efecto de abandonar el sentido de actuación personal en el mecanismo cuerpo-mente es muy variado, y por eso es difícil determinar cuál será la respuesta de un mecanismo cuerpo-mente concreto. Estás preguntando: "¿Cómo se comportará este mecanismo cuerpo-mente? ¿Cómo responderá? ¿Cómo reaccionará?". Lo que está ausente en un mecanismo cuerpo-mente en el que se ha producido la iluminación es la sensación de ser el agente, la sensación de estar involucrado en cualquiera de estas cosas. La respuesta forma parte de la naturaleza del mecanismo cuerpo-mente. Podrías decir que hay un reconocimiento de un deseo, pero incluso decir que hay reconocimiento del deseo de tomar una hamburguesa "In 'n Out" es ir demasiado lejos. Aquello que reconocería que ese deseo está presente ha desaparecido. Simplemente hay deseo de una hamburguesa "In 'n Out". Se produce la consiguiente frustración cuando hay un deseo de una hamburguesa "In 'n Out" y no podemos tomarla, pero eso es experimentado como parte de Lo Que Es. Y dices: "¡Quiero estar iluminado porque no me gusta la frustración; la frustración me frustra y me hace infeliz! ¡No me gusta estar frustrado, no me gusta estar infeliz, no me gusta esa sensación de no conseguir lo que quiero! Por eso, si me ilumino, no voy a tener que experimentar eso más", lo que al mismo tiempo es cierto y no esa cierto. Es cierto en la medida en que no vas a tener que experimentar eso más, pero el alivio o la satisfacción que obtendrías al no experimentarlo tampoco estará allí. (Risas)


Aunque no haya implicación, los sabios iluminados también lloran, ¿verdad?

Desde luego. Hay una gran historia sobre Milarepa que cuenta que uno de sus discípulos iba caminando por un campo y vio a Milarepa sentado en medio del campo llorando inconsolablemente. El discípulo corrió hacia él y dijo:

-Maestro, Maestro, ¿qué es lo que pasa?
Milarepa levantó la mirada y dijo:
-Acabo de recibir la noticia de que mi hijo ha muerto.
-Pero, Maestro, nos has estado diciendo que todo esto sólo es un sueño, una ilusión -dijo el discípulo después de reflexionar un momento.
-Sí, es un sueño, es una ilusión, pero la muerte de un hijo es la ilusión más dolorosa de todas -respondió finalmente Milarepa.


Wayne Liquorman
(Aceptación De Lo Que Es)

* Marca de hamburguesa del oeste de los Estados Unidos.

1 comentario:

  1. Hola amigo Guillen,
    muy bueno el cuento de Milarepa; Wayne, tan magnifico como siempre...
    Creo que iré a verlo en Junio, estará en Barcelona...
    Un saludo...y como siempre, agradezco tu labor...

    ResponderEliminar