Para entender lo que sigue, el lector debe permitirse -ahora y en cada lectura posterior- alcanzar un estado mental adecuado. Se os pide -transitoriamente, por supuesto- que dejéis de lado todas vuestras opiniones filosóficas, religiosas y políticas, y que seáis casi como los niños, que no saben nada. Nada, eso es, excepto que realmente oís, veis, sentís y oléis. Suponed que no estáis yendo a ningún lado salvo aquí, y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente. Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo, puesto que estáis palpando la realidad misma y no las opiniones sobre ella. No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por la mayoría de los cerebros adultos, de modo que si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fuera el sonido de tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Dejad que vuestros oídos oigan lo que quieren oír, dejad que vuestros ojos vean lo que quieran ver; dejad que vuestra mente piense lo que quiera pensar; dejad a vuestros pulmones respirar a su propio ritmo. No esperéis ningún resultado especial, puesto que en este estado desprovisto de palabras e ideas, ¿dónde puede existir pasado o futuro, y dónde alguna noción de propósito? Deteneos, mirad y escuchad... y permaneced aquí un momento antes de proseguir la lectura. Alan Watts (El camino del Tao)


30 mar. 2010

LA DICHA


TODA DICHA SURGE DE LA CREATIVIDAD






"Toda dicha surge de la creatividad. Si no logras crear algo, no puedes sentir dicha. ¡Imposible! Sólo la existencia puede ser dichosa. Y al crear algo te tornas un poco divino.

Cuando creas algo, estás participando con la existencia. Cuando creas algo, permites que la existencia fluya a través de ti. De hecho, siempre que se crea algo, siempre lo crea la existencia; tú sólo eres el instrumento, el medio. Estás poseído por la existencia...

Llega a tu ser interior. Llega a eso que no es el cuerpo, ni la mente, y empieza a fluir. Empieza a fluir de la manera en que le resulte fácil a tu ser interior. Cualquiera cosa pequeña servirá. Puedes hacerte jardinero, pintor, poeta, zapatero o lo que sea, porque no es cuestión de utilidad; es cuestión de creatividad. Crea algo, de manera que se exprese, que se manifieste, tu ser íntimo".

Osho (Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen)

7 comentarios:

  1. Hola Guillem

    La dicha más grande que hay en la vida es la de crear.

    Todos los dias, una mano invisible nos llena de enseñanzas en el magistral blog de Osho

    feliz noche, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Bien elegido, cariño!

    No le pongamos resistencia a la propia existencia creando y manifestándose!

    Vaciémonos, para que Ella tenga más espacio...

    Con todo mi amor

    ResponderEliminar
  3. La vida es el arte de dar la vida. Ella es la artista, nosotros el instrumento. Ella sopla y nosotros somos la flauta.
    A Osho siempre lo he visto como poseído por la creatividad. Así que festejo que lo hayas traído de visita. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Guillem,
    este extracto me recuerda (y claro está, no hay separación entre ningún Yoga, aunque aparentemente sean distintos) a la práctica del Karma Yoga, la acción sin búsqueda de recompensa..., es una práctica en la cuál has de estar muy centrado, el intento de conseguir ser creativo acaba con la misma práctica y sus frutos..., "todo es conciencia y sólo la conciencia es"..., cualquier intento de atraparLe destruye todo Yoga..., toda unión..
    Un saludo...

    ResponderEliminar
  5. Querido amigo "confuso"

    Incluso con este blog yo practico el Karma Yoga.

    Por cierto, ¿donce está tu blog?. No consigo dar con él.

    ResponderEliminar
  6. Hola Guillem,
    el blog lo borré, simplemente quería probar como funcionaba todo esto..., probablemente más adelante cree alguno, lo que si que es cierto es que con la calidad que vas poniendo por aquí, de momento no hará falta que haga nada, ya que de hacerlo, sería una copia del tuyo...
    Un saludo...

    ResponderEliminar
  7. Hola amigo Confuso

    Entiende que todo está dicho ya. Y como decía Ramesh S. Balsekar: "La clave está en la repetición".
    La vida misma es una constante repetición. Día - Noche. Las estaciones.

    La Verdad siempre es la misma, pero la mente necesita escucharla en todas las maneras posibles. Y hay que escucharla siempre como si fuera la primera vez.

    Mi Maestro siempre nos decía que el aprendizaje se divide en tres partes, las tres igual de importantes:
    1 Conocer la enseñanza.
    2 Practicar la enseñanza.
    y la tercera, que es la que ancla definitivamente en ti.
    3 Enseñar a otros esa enseñanza.

    Te animo pues (no a empezar) a seguir con tu blog. Todos nos repetimos a todos, de diferentes maneras esa misma enseñanza y tu eres uno más. Animo!!

    Un fuerte abrazo, amigo

    ResponderEliminar