Para entender lo que sigue, el lector debe permitirse -ahora y en cada lectura posterior- alcanzar un estado mental adecuado. Se os pide -transitoriamente, por supuesto- que dejéis de lado todas vuestras opiniones filosóficas, religiosas y políticas, y que seáis casi como los niños, que no saben nada. Nada, eso es, excepto que realmente oís, veis, sentís y oléis. Suponed que no estáis yendo a ningún lado salvo aquí, y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente. Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo, puesto que estáis palpando la realidad misma y no las opiniones sobre ella. No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por la mayoría de los cerebros adultos, de modo que si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fuera el sonido de tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Dejad que vuestros oídos oigan lo que quieren oír, dejad que vuestros ojos vean lo que quieran ver; dejad que vuestra mente piense lo que quiera pensar; dejad a vuestros pulmones respirar a su propio ritmo. No esperéis ningún resultado especial, puesto que en este estado desprovisto de palabras e ideas, ¿dónde puede existir pasado o futuro, y dónde alguna noción de propósito? Deteneos, mirad y escuchad... y permaneced aquí un momento antes de proseguir la lectura. Alan Watts (El camino del Tao)


30 ago. 2010

MEDITACIÓN Y MEDICINA


La meditación desde adentro y la medicación para lo exterior; entonces podréis hacer de la medicina una ciencia completa.

Para mí, la meditación y la medicina son dos polos de la misma ciencia, pero el eslabón que las conecta sigue perdido. Pero, poco a poco, se están acercando la una a la otra. Actualmente, en la mayoría de los principales hospitales de Norteamérica se ha vuelto esencial la figura del hipnotizador. La hipnosis no es meditación, pero no deja de ser un paso positivo. Demuestra que se empieza a considerar la idea de que algo se tiene que hacer en lo que a la consciencia del ser humano respecta, que no es suficiente con tratar sólo el cuerpo.

Photo by Guillem


Y si hoy el hipnotizador está presente en los hospitales mañana tendrá cabida un templo. Llegará tarde o temprano, es cuestión de tiempo. Después del hipnotizador, todos los hospitales tendrán un departamento de yoga, de meditación. Así debería ser; entonces seremos capaces de tratar al hombre íntegramente. Los doctores se ocuparán del cuidado del cuerpo; los psicólogos, de la mente, y el yoga y la meditación del espíritu.

El día en que los hospitales acepten al hombre íntegramente, como una totalidad..., cuando lo traten de esta forma, será un día de regocijo para la humanidad. Os exhorto a que penséis en esa dirección para que ese día llegue pronto.


Osho
(De La Medicación A La Meditación)


7 comentarios:

  1. Muy Bueno Guillem!
    Parecía un juego de palabras, una broma con doble sentido, que es un recurso que este maestro utiliza bastante, pero tiene muchísimo sentido que la meditación sea la mejor medicación.
    Ya sea como preventiva o curativa, al limpiar la psiquis liberamos al cuerpo para que se equilibre.
    Y al mismo tiempo es imposible meditar si no estamos en perfecto estado de salud, armonizados.

    Me encanta Osho ... Gracias Amigo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Willy.

    Gracias por aportar tu opinión y comentario. A mí también me encanta Osho.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Willy,
    me gusta su comentario, sin embargo hay algo que no comparto al comentar que es imposible meditar si no estamos en perfecto estado de salud..., recuerda que uno de los mejores libros Advaita es el Ashtavakra Guita..."el canto de aquel que tiene los ocho miembros deformes"... También puedes recordar a Ramana Maharshi que aunque él se mantenía en lo que Es (porque culminó la búsqueda), en la búsqueda hacia lo absoluto, pasó fuertes calamidades por el abandono hacia su forma física...
    Entiendo que la salud es un aliado potente a la realización, pero la enfermedad se podría decir que es más o igual...
    Un fuerte saludo...

    ResponderEliminar
  4. Hola Amigo: Tienes razón en eso. Fue demasiado terminante el término "imposible" que utilicé. Hay personas que no necesitan una especial predisposición para meditar, en realidad esta clase de meditadores viven en ese estado o no-estado de armonización más allá del cuerpo. Lo que más bien debí decir es que es dificultoso para el principiante entregarse a la meditación si todavía cree estar sufriendo o experimentando molestias físicas.

    Gracias por la aclaración, constructiva y aclaratoria.

    ResponderEliminar
  5. Hola amigos Confuso y Willy.

    Muchas gracias por vuestra participación y vuestras preciadas aclaraciones.

    Un fuerte abrazo a ambos.

    ResponderEliminar
  6. El puente de unión...la Conciencia despierta...

    Gracias... me ayuda mucho leerte...

    Carmen
    concienciaprimordial.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Encantado, amiga Carmen.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar