Para entender lo que sigue, el lector debe permitirse -ahora y en cada lectura posterior- alcanzar un estado mental adecuado. Se os pide -transitoriamente, por supuesto- que dejéis de lado todas vuestras opiniones filosóficas, religiosas y políticas, y que seáis casi como los niños, que no saben nada. Nada, eso es, excepto que realmente oís, veis, sentís y oléis. Suponed que no estáis yendo a ningún lado salvo aquí, y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente. Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo, puesto que estáis palpando la realidad misma y no las opiniones sobre ella. No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por la mayoría de los cerebros adultos, de modo que si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fuera el sonido de tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Dejad que vuestros oídos oigan lo que quieren oír, dejad que vuestros ojos vean lo que quieran ver; dejad que vuestra mente piense lo que quiera pensar; dejad a vuestros pulmones respirar a su propio ritmo. No esperéis ningún resultado especial, puesto que en este estado desprovisto de palabras e ideas, ¿dónde puede existir pasado o futuro, y dónde alguna noción de propósito? Deteneos, mirad y escuchad... y permaneced aquí un momento antes de proseguir la lectura. Alan Watts (El camino del Tao)


14 jul. 2010

LIBRE ALBEDRÍO


¿TÚ ELIGES, O SUCEDE?



RAMESH: Primero, ¿dime qué quieres decir con "libre albedrío"?

MARK: La noción de que "yo" puedo escoger entre una cosa y otra.

RAMESH: Sí pero, ¿incluye eso las consecuencias de aquello que escoges? Tu libre albedrío es escoger entre una cosa y otra. ¿Incluye tu libre albedrío el hecho de que suceda realmente aquello que decides?

MARK: No.

RAMESH: ¿De qué sirve tu aparente libre albedrío, Mark? ¡Así que tienes ese libre albedrío que no te sirve de nada! Entonces, ¿qué es el libre albedrío? La libertad de escoger. Por supuesto que puedes decidir escoger, pero el que suceda o no aquello que decida, no está bajo tu control. Por esa razón, cuando uno persona utiliza estas palabras, normalmente la detengo y le indico que me explique lo que quiere decir con "libre albedrío".

MARK: La lógica que usted ha expuesto, que tiene sentido para mí, es que hay un despliegue natural de la creación y que una vez que se pone en movimiento, se despliega en un patrón muy complejo y determinado. Y entonces está este ego que piensa que puede decidir entre una cosa y otra.

RAMESH: Entonces, ¡en qué se basa tu decisión, tu elección? ¿Cómo haces tu elección?

MARK: Ésa sería mi pregunta, porque yo preguntaría: "¿Quién elige?"

RAMESH: ¿"Quién" elige? El ego elige. Pero la elección del ego, ¿en qué se basa? Mi punto es que el ego hace su "elección" basándose en la programación que ha recibido.

MARK: O el ADN, o lo que sea.

RAMESH: Eso es correcto, así que está el ADN, o los genes, sobre los cuales tú no tuviste elección, además del condicionamiento del entorno sobre el cual no tuviste elección. Por medio de estas dos cosas, que yo denomino la programación o el programa, vas a hacer "tu" elección. Harás tu elección basándote en lo que tú has sido condicionado a pensar que es lo correcto y lo incorrecto. Así que si tu libre albedrío está basado en la programación sobre la cual tú no has tenido ningún control, entonces, ¿de "quién es el libre albedrío al cual nos estamos refiriendo?

MARK: Entonces, ¿incluso el libre albedrío es una función del Sujeto absoluto, de la Fuente?

RAMESH: Eso es lo correcto, o más bien, el libre albedrío que tanto valoras está basado en algo sobre lo cual no tienes ningún control.

MARK: Eso es bueno. ¡Muy bueno!

RAMESH: Vuelvo a la pregunta, muy válida, acerca del ego. El ego tiene una pregunta válida: Al vivir dentro de la sociedad, se asume que debo tomar decisiones; ¿Acaso no tomo decisiones? Yo digo: "Por supuesto que sí". Pero lo que estoy diciendo es que respecto a la decisión que tomas, la elección que haces, consideres si realmente es tu decisión, tu elección, o si la elección sucede.


Ramesh S. Balsekar
(¡A Quién Le Importa!)


2 comentarios:

  1. Muy inspirador Guillen!!!
    Un fuerte saludo y mis mejores deseos para ti...

    ResponderEliminar
  2. Querido Confuso,

    como siempre, me alegra mucho saber de ti.

    Un fuerte abrazo.

    Guillem

    ResponderEliminar