Para entender lo que sigue, el lector debe permitirse -ahora y en cada lectura posterior- alcanzar un estado mental adecuado. Se os pide -transitoriamente, por supuesto- que dejéis de lado todas vuestras opiniones filosóficas, religiosas y políticas, y que seáis casi como los niños, que no saben nada. Nada, eso es, excepto que realmente oís, veis, sentís y oléis. Suponed que no estáis yendo a ningún lado salvo aquí, y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente. Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo, puesto que estáis palpando la realidad misma y no las opiniones sobre ella. No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por la mayoría de los cerebros adultos, de modo que si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fuera el sonido de tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Dejad que vuestros oídos oigan lo que quieren oír, dejad que vuestros ojos vean lo que quieran ver; dejad que vuestra mente piense lo que quiera pensar; dejad a vuestros pulmones respirar a su propio ritmo. No esperéis ningún resultado especial, puesto que en este estado desprovisto de palabras e ideas, ¿dónde puede existir pasado o futuro, y dónde alguna noción de propósito? Deteneos, mirad y escuchad... y permaneced aquí un momento antes de proseguir la lectura. Alan Watts (El camino del Tao)


16 jul. 2010

ÁNGELES, CANALIZACIONES, MAESTROS ASCENDIDOS, ETC...


SÓLO HISTORIAS. SÓLO LA UNIDAD.


Tony, ¿podrías hablar de cuando a la gente le llegan mensajes de los ángeles?

Sólo es otra apariencia. Sólo es una historia.

¿Una historia?

Es sólo una apariencia. Esta sala es una apariencia. Escuchar las noticias de la noche es lo mismo que hablar con un ángel. No tiene relevancia. De algún modo, la mente cree que el ángel viene de un lugar especial, celestial, pero no hay lugar especial y celestial. No hay ningún otro lugar. De modo que el ángel es la unidad "haciendo de ángel (angelando)". Pero seamos claros con esto, porque la unidad es muy astuta a la hora de crear todo tipo de razones para continuar soñando, de modo que puede aparecer en todo tipo de formas, como ángeles y maestros ascendidos. ¿Has oído hablar de los maestros ascendidos?

Sí. Me lo estaba preguntando porque se han publicado tantos libros...

Sí, ya me he dado cuenta. (Riéndose) Se han publicado muchos libros sobre maestros ascendidos, y simplemente es otra historia que no tiene ninguna relevancia para la liberación. La mente-gurú considera que estas ideas son espiritualmente significativas.

¿De modo que eso simplemente está ocurriendo en la mente de esas personas?

Sí, todo forma parte de la historia. Pero después ves que todas las apariencias son, de algún modo, simplemente la unidad apareciendo como las cosas discretas. No tiene absolutamente ninguna relevancia para nadie. Es simplemente esto. No es más relevante que esa pared. Y también hay gente que parece hablar con los muertos. Se trata del mismo tipo de cosa. Todo es la obra de teatro del ser.


¿Como las canalizaciones?

Sí, las denominadas canalizaciones. Son algo que aparece.

¿Entonces es posible canalizar?

Bueno, según parece, cualquier cosa es posible. La mente es capaz de cualquier cosa, excepto de liberarse de sí misma.

De modo que la unidad, por medio de la mente, crea cosas como las canalizaciones y los ángeles, los maestros ascendidos, etcétera. Es simplemente la unidad. Pero, sabes, el buscador se siente atraído por los fenómenos extraños porque en ellos parece operar algún tipo de magia. Conozco a personas que han ido a profesores y me han contado que el profesor estaba en el escenario y de repente desapareció. Y después el profesor podía reaparecer y volver a desaparecer. (Riendose) Y después ellas se convierten en el profesor y ven lo que ve el profesor. Pasan todo tipo de cosas. Y todo ello no es sino magia sin sentido. Se trata de la unidad apareciendo bajo todo tipo de formas. Evidentemente, uno se deja seducir por la idea de que esto tiene algo que ver con la iluminación.

De modo que puedes ir a profesores que tengan esa manera mágica de hacer las cosas. Puedes ir a profesores que tengan un gran carisma. Puedes ir a profesores que te enseñen a hacer todo tipo de cosas. Y aquí no consigues nada.


Entonces retiremos la mente. Pongámosla a un lado.

Bueno, ¿Quién va a poner la mente a un lado? El soñador no puede poner la mente a un lado porque está soñando. La mente es la que le cuenta la historia... "Soy un soñador buscando la unidad" La mente como tal no existe. Lo único que existe es el pensar. Piensas que hay un pensamiento, luego otro pensamiento y después otro. La mente como tal no existe. Pero uno de los pensamientos es: "Yo soy una persona separada" Y otro pensamiento es: "Puedo ir a un lugar en el que estaré (mejor que aquí)" Así es como se elaboran las historias.

La clave de la liberación es que no tiene nada que ver con las historias. La liberación simplemente es, a pesar de las historias. La liberación es todo lo que hay, y en la liberación surge una historia y aparece un buscador que está buscando lo que está más allá de la búsqueda. De modo que no hay conexión. Sé que a la mente le encantaría que hubiera una conexión con lo que ha ocurrido previamente a lo que se está expresando. Pero lo que ocurrió previamente no tiene relevancia para la liberación. No puedes trepar paulatinamente hacia la liberación. No puedes acercarte, ponerte más cerca de la totalidad. Sólo existe la totalidad. Constantemente estás intentando ascender lentamente, o acercarte más al ser, o recorrer un camino hacia el ser...; ya eres el ser tratando de moverse hacia el ser.

Pero esa percepción no puede conseguirse por medio de ningún intento de percibir eso de lo que hablas. Simplemente surge.

Absolutamente. Es oído o no es oído.

¿No hay nada que el individuo pueda hacer?

No. ¡Eso no es lo que se está diciendo aquí! Esa idea implica la existencia de un individuo que no puede hacer nada. El secreto abierto sugiere que no hay individuo; por tanto, no hay volición de ningún tipo... excepto en el sueño.

Pero ¿dices que sólo existe la vida y que todos nosotros la experimentamos?

No, sólo hay vida. Seidad es todo lo que hay.

Es sólo vida. Nosotros tan sólo pensamos que estamos experimentándola.

En la vida hay personas que piensan que se trata de su vida y de su experiencia. El individuo separado cree, y experimente, que lo que está ocurriendo lo está ocurriendo a una entidad central llamada "yo". Pero lo único que hay es vida ocurriendo... aparentemente. Es algo total y absolutamente simple.

Y total y absolutamente carente de sentido.

Totalmente carente de sentido. Excepto para la aparente entidad.

Pero en realidad no importa.

Nada importa. Entonces ves, y el aparente individuo piensa: "Oh, bueno, no puedo hacer nada." No, no puedes hacer nada porque no puedes hacer "el estar iluminado", ni puedes hacer "El no estar iluminado". No puedes hacer nada porque no hay volición individual. No puedes hacer "hacer cualquier cosa". No hay nadie. En cierto sentido, este mensaje es increíblemente liberador; en otro sentido, es totalmente frustrante para el buscador individual. Ahora no puedes irte de aquí y asaltar un banco. ¿Quién va a asaltar un banco?


Tony Parsons
(La Nada Que Lo Es Todo)

7 comentarios:

  1. Gracias por esta entrada, Guillem:

    Parsons es uno de los mejores exponentes de Esto para todos nosotros (¿Quienes?, diría él) pues es uno de los primeros que lanzó el mensaje de Esto es todo el cual me ha calado muy hondo.

    Un abrazo, Namasté.

    ResponderEliminar
  2. Claro que sí, asaltar un banco, ¿para qué? Y además: ¿quién se beneficiaría o perjudicaría con eso?
    La perplejidad, alumna suprema, es la maestra suprema.
    Nada que hacer con eso, ni con nada.
    Un abrazo, Guillem…

    ResponderEliminar
  3. Hola Luis. Hola Furia

    Gracias por vuestros comentarios.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Buen y contundente extracto del igualmente contundente Parsons. Muy bien traído Guillem.
    Abrazoss!

    ResponderEliminar
  5. Bienvenido José Manuel.

    Ya sabes, el amigo Parsons no da cuartelillo.

    Un fuerte abrazo para ti.

    ResponderEliminar