Para entender lo que sigue, el lector debe permitirse -ahora y en cada lectura posterior- alcanzar un estado mental adecuado. Se os pide -transitoriamente, por supuesto- que dejéis de lado todas vuestras opiniones filosóficas, religiosas y políticas, y que seáis casi como los niños, que no saben nada. Nada, eso es, excepto que realmente oís, veis, sentís y oléis. Suponed que no estáis yendo a ningún lado salvo aquí, y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente. Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo, puesto que estáis palpando la realidad misma y no las opiniones sobre ella. No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por la mayoría de los cerebros adultos, de modo que si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fuera el sonido de tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Dejad que vuestros oídos oigan lo que quieren oír, dejad que vuestros ojos vean lo que quieran ver; dejad que vuestra mente piense lo que quiera pensar; dejad a vuestros pulmones respirar a su propio ritmo. No esperéis ningún resultado especial, puesto que en este estado desprovisto de palabras e ideas, ¿dónde puede existir pasado o futuro, y dónde alguna noción de propósito? Deteneos, mirad y escuchad... y permaneced aquí un momento antes de proseguir la lectura. Alan Watts (El camino del Tao)


5 feb. 2010

VENTILAR LA CASA.

Permite que se manifieste todo lo que llevas dentro.


Como la naturaleza de la totalidad de nuestro ser es despertar, cuando permitimos (profundamente) que todo sea lo que es, el material que tenemos reprimido en nuestra psique suele salir a la superficie. De hecho, muchos estudiantes espirituales utilizan inconscientemente sus técnicas de meditación para seguir reprimiendo determinado material. Aunque no se den cuenta, eso es lo que sucede. Cuando nos relajamos, cuando nos abrimos realmente y permitimos que las cosas sean lo que son, suele surgir determinado material reprimido, y eso nos coge por sorpresa. De repente puedes tener un acceso de ira o de tristeza durante la meditación. Tal vez sientas dolores físicos; cuando permite que todo sea lo que es, la gente cuenta que suele experimentar dolor en diferentes partes del cuerpo. Cuando empezamos a relajarnos de verdad, lo que tenga que salir a la superficie saldrá; como he dicho anteriormente, muchas personas espirituales utilizan sus técnicas espirituales, sin darse cuenta, para suprimir su inconsciente. Cuando dejamos de suprimirlo, el inconsciente comienza a surgir y manifiesta.

¿Qué debemos hacer con el material inconsciente que sale a la superficie? Nada. Simplemente dejar que se manifieste. No Tenemos que analizarlo. En la mayoría de los casos, lo que surgen son conflictos que están pendientes de solucionar: emociones que nunca nos habíamos permitido experimentar plenamente, dolores que nunca nos habíamos permitido sentir en su totalidad. Aparecen todas estas cosas. Este material interno que no hemos resuelto anhela ser experimentado plenamente, no quiere quedarse relegado al inconsciente. Así que si nuestro material reprimido sale a la superficie, debemos permitirlo sin suprimir nada, sin analizarlo; debemos darnos la oportunidad de experimentar esas sensaciones en el cuerpo, en nuestro ser, y tenemos que dejar que se desplieguen naturalmente. Si lo haces así, independientemente del tipo de dolor que sea (emocional, psíquico, físico, espiritual o de otro tipo), comprobarás que este material reprimido aparecerá, se manifestará, lo experimentarás y desaparecerá. Si no desaparece, estarás conservando algo de resistencia, o de rechazo, o de indulgencia, y es bueno que lo reconozcas, pues eso te dará la oportunidad de relajarte una vez más.

Así que el simple hecho de permitir que todo sea tal y como es no implica que nuestra meditación sea completamente perfecta y silenciosa. Lo que importa es el despertar, ¿no es así? Lo importante no es que aprendas a suprimirte para sentirte mejor, sino que aprendas a despertar a la realidad de tu ser, cosa que hacemos cuando nos relacionamos con nuestra naturaleza humana, no cuando la evitamos. No cuando intentamos librarnos de ella mediante oraciones, mantras o meditaciones. Nos despertamos cuando permitimos que todo nuestro interior se manifieste, cuando nos permitimos sentirlo, experimentarlo, conocerlo. Entonces y sólo entonces, podremos pasar a un nivel más profundo. Esto es muy importante, aunque muchas personas no lo entienden. Utilizar las técnicas meditativas para suprimir nuestras experiencias humanas, para suprimir lo que no queremos sentir, resulta resulta fàcil. Pero lo que necesitamos es justo lo contrario. La Meditación Auténtica es el espacio donde todo se manifiesta, donde todo se ve y donde todo se experimenta. Y como, tal todo se relaja a sí mismo. Ni siquiera lo relajamos nosotros. Se relaja solo.


Adyashanti (Meditación Autentica)

6 comentarios:

  1. Estimado Guillem:
    ¡Qué bueno es estar interconectados en el Todo!
    Cada vez que visito otros espacios de Gran Corazón, me encuentro, como ahora en el tuyo, con estas reflexiones que son tan, pero tan, esclarecedoras.
    Cuanto de identidad siento al leer tu texto.
    Es gratificante aprender y aprehender esto que nos sucede y que no sabemos que nos está pasando.
    Querido amigo, eternas gratitudes por este esfuerzo tuyo que nos alienta, en comprensión, a continuar bogando hacia nuestra eseidad.

    Te saludo con las manos juntas!!!

    ResponderEliminar
  2. Permitir q. todo sea lo q. es.............

    Q. estupenda enseñanza, está todo tan clarito expuesto, pero se vuelve oscuro a veces, entonces me digo, mejor dejarlo, ya vendrá la claridad

    no hacer nada dejar q. se manifieste........q. verdad es

    . La Meditación Auténtica es el espacio donde todo se manifiesta

    Me viene bien haber leído tu entrada relativo a la meditación

    Gracias amigo, abriré las ventanas para q. corran aires renovadores

    ResponderEliminar
  3. Estimado Guillem, volví a leer este post y sentí que lo leía por primera vez, y descubro ahora que ya lo había leído; lo más interesante es que comencé a llevar a la práctica diaria "dejar que todo sea como es" y claro, ahora comprendo este dolor de cadera que estoy transitando justo es estos días y algunas molestias en la garganta.
    Claro, tomé la práctica pero no me habia detenido en los beneficios.
    Gracias amigo por segunda vez.
    Te has ocupado con Amor Universal en dejar este post.

    Te saludo con las manos juntas.

    ResponderEliminar
  4. Un artículo muy esclarecedor..
    Un abrazo Guillen

    ResponderEliminar
  5. Me alegro que estos artículos sean útiles.

    UN ABRAZO

    ResponderEliminar