Para entender lo que sigue, el lector debe permitirse -ahora y en cada lectura posterior- alcanzar un estado mental adecuado. Se os pide -transitoriamente, por supuesto- que dejéis de lado todas vuestras opiniones filosóficas, religiosas y políticas, y que seáis casi como los niños, que no saben nada. Nada, eso es, excepto que realmente oís, veis, sentís y oléis. Suponed que no estáis yendo a ningún lado salvo aquí, y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente. Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo, puesto que estáis palpando la realidad misma y no las opiniones sobre ella. No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por la mayoría de los cerebros adultos, de modo que si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fuera el sonido de tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Dejad que vuestros oídos oigan lo que quieren oír, dejad que vuestros ojos vean lo que quieran ver; dejad que vuestra mente piense lo que quiera pensar; dejad a vuestros pulmones respirar a su propio ritmo. No esperéis ningún resultado especial, puesto que en este estado desprovisto de palabras e ideas, ¿dónde puede existir pasado o futuro, y dónde alguna noción de propósito? Deteneos, mirad y escuchad... y permaneced aquí un momento antes de proseguir la lectura. Alan Watts (El camino del Tao)


9 nov. 2009

YOIDAD

Cuando dices "yo" se trata de un cocktail del puro Ser mezclado con el condicionamiento.
Pensamiento condicionado... Mente condicionada...
Todos los seres han probado de este cocktail de puro Ser con Mente. La mente es la parte pensante del Ser, la parte creativa del Ser.

Cuando el Ser no está identificado con la mente, pese a que ésta está allí, se experimenta a sí mismo como puro paz y puro gozo.

Mooji (Palabras surgidas del Silencio)

4 comentarios:

  1. Bon dia GUILLEM

    Excelente entrada la que nos ofreces sobre palabras de MUJI (más latino).
    En un principio es así como señala, pues la mente aún no está en calma, en silencio, absoluto, es entonces una mezcla de ego o mente y SER.
    El objetivo de todas las vías es darle la vuelta al asunto, el invitado no es necesario ni prudente que abandone la casa (matar al ego, que efaticamente dicen algunos), pues entonces nada queda, más bien se trata de que ese invitado se vaya a su habitación, para que entonces el anfitrion (el siempre señor de la casa, el SER) sea de nuevo, como al principio el que esté en el primer plano.
    namasté

    pranava das

    ResponderEliminar
  2. Amic Guillem.
    Cuando acallamos la mete surge el Ser que es puro Ananada.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  3. Cuando cae la identificación con la mente comienza a desmoronarse la programación y el temor a lo desconocido, dejamos que lo que Es se revele.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Lo que ES siempre se está revelando, manifestando... No puede ser de otra manera... Tan sólo es ésto, lo que puede ser reconocido: el simple hecho de que TODO es SER. Namasté

    ResponderEliminar