Para entender lo que sigue, el lector debe permitirse -ahora y en cada lectura posterior- alcanzar un estado mental adecuado. Se os pide -transitoriamente, por supuesto- que dejéis de lado todas vuestras opiniones filosóficas, religiosas y políticas, y que seáis casi como los niños, que no saben nada. Nada, eso es, excepto que realmente oís, veis, sentís y oléis. Suponed que no estáis yendo a ningún lado salvo aquí, y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente. Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo, puesto que estáis palpando la realidad misma y no las opiniones sobre ella. No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por la mayoría de los cerebros adultos, de modo que si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fuera el sonido de tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Dejad que vuestros oídos oigan lo que quieren oír, dejad que vuestros ojos vean lo que quieran ver; dejad que vuestra mente piense lo que quiera pensar; dejad a vuestros pulmones respirar a su propio ritmo. No esperéis ningún resultado especial, puesto que en este estado desprovisto de palabras e ideas, ¿dónde puede existir pasado o futuro, y dónde alguna noción de propósito? Deteneos, mirad y escuchad... y permaneced aquí un momento antes de proseguir la lectura. Alan Watts (El camino del Tao)


1 nov. 2009

4 comentarios:

  1. Hola Guillem.

    Gran enseñanza, aunque no todos comprenderán que el Ashtavakra gita diga que incluso la meditación crea esclavitud.

    Te felicito por la valentía de publicar un advaita tan directo, claro y porque no decirlo duro.
    Namasté.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus comentarios, SANKARADAS.

    Déjame decirte que desde que esta entidad cuerpo/mente se convirtió en un buscador, tuvo claro que la verdad fuera la que fuera, debía entregarse sin tapujos. Después de un intenso camino llegó el Advaita y su mensaje fue total, liberador y resonó como lo más auténtico.

    Con el tiempo se comprueba que dentro del Advaita hay maestros que dan concesiones y otros que son más estrictos, por así decirlo.

    Todo es adecuado, mi querido amigo. Y si alguien no está de acuerdo o no entendiende, es que todavía no ha llegado el momento.

    Se que a muchos les resonará y que para otros tan solo será como esa semillita escondida en lo profundo, pero latente, esperando el momento de brotar.

    Namasté.

    Guillem

    ResponderEliminar
  3. Bon día GUILLEM

    Romper la ignorancia es como partir una nuez, se puede hacer de muchas formas, la VERDAD es una sola pero los velos de la ignorancia son muy variados, por ello sea como quiera que la verdad sea entregada, esta llegará a quien esté preparado para ello. BHAGAVAN tenía un mensaje abierto y diferente para cada uno que accedía a él, en un nivel meditar es esencial en otro puede constituir una esclavitud.
    namasté

    de pranava

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches para ti GB

    Totalmente de acuerdo con tu comentario. Muchas gracias, no podría haberlo expresado mejor. Muchos maestros fueron criticados porque, al parecer, a lo largo de sus vidas, parecían haberse contra decido. Y en verdad el mensaje del maestro varia según el nivel del alumno.

    Muchas gracias por compartir.

    Un abrazo.

    Guillem.

    ResponderEliminar