Para entender lo que sigue, el lector debe permitirse -ahora y en cada lectura posterior- alcanzar un estado mental adecuado. Se os pide -transitoriamente, por supuesto- que dejéis de lado todas vuestras opiniones filosóficas, religiosas y políticas, y que seáis casi como los niños, que no saben nada. Nada, eso es, excepto que realmente oís, veis, sentís y oléis. Suponed que no estáis yendo a ningún lado salvo aquí, y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente. Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo, puesto que estáis palpando la realidad misma y no las opiniones sobre ella. No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por la mayoría de los cerebros adultos, de modo que si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fuera el sonido de tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Dejad que vuestros oídos oigan lo que quieren oír, dejad que vuestros ojos vean lo que quieran ver; dejad que vuestra mente piense lo que quiera pensar; dejad a vuestros pulmones respirar a su propio ritmo. No esperéis ningún resultado especial, puesto que en este estado desprovisto de palabras e ideas, ¿dónde puede existir pasado o futuro, y dónde alguna noción de propósito? Deteneos, mirad y escuchad... y permaneced aquí un momento antes de proseguir la lectura. Alan Watts (El camino del Tao)


13 sept. 2010

FIN DE LA BUSQUEDA


No te estoy diciendo que dejes de buscar. Esto no es ninguna crítica a la búsqueda. Incluso esa búsqueda sucede tal y como debe suceder. Todo esto es absolutamente perfecto.

Por tanto, puede que desaparezca la máscara o puede que no. Puede que uno se quede absorto en la búsqueda o puede que tenga una sensación de desahogo, de alivio. Todo eso está bien, todo es maravilloso, todo forma parte del espectáculo.

Y puede que haya un pajarillo que salte de rama en rama, y puede que lo único que se vea es a ese pajarillo, que lo único que exista sean esos pequeños saltos, que lo único que exista sea ese pío pío. Todo esto es Unidad, sin principio ni fin, sin propósito ni objetivo ni significado alguno.

A ese pajarillo no le preocupa encontrarse a sí mismo ni alcanzar un estado de liberación. A él le basta con seguir saltando, con encontrar el siguiente gusano que comer. Quizás por eso nos atrae tanto la naturaleza. Los animales dan la sensación de no arrastrar el lastre de la individualidad, del concepto de yo, de la búsqueda de algo con más significado que lo evidente.


Pero en realidad la gran liberación ya está aquí, para todos nosotros. Esto -lo que aporta claramente este momento- es el único significado que existe. Esto -ir al baño o comer o comprar pan y lecho en la tienda de la esquina- es el único propósito del ahora. Aunque eso le pueda parecer deprimente a la mente, a lo que té eres de verdad le resulta una liberación explosiva.

Es justamente la búsqueda de propósito la que produce la sensación de despropósito y es justamente la búsqueda de sentido la que produce la sensación de sinsentido.

Esta forma de ver las cosas no se logra, no es el resultado de una larga lucha, no tiene nada que ver con la inteligencia ni con tener conocimientos o aptitudes especiales. No tiene nada que ver con causas o con efectos, con el esfuerzo, con la persistencia o con ninguna otra cosa.

La libertad y la iluminación sólo se pueden encontrar aquí, y nada más que aquí -es decir, no se pueden "encontrar" de ninguna de las maneras.


Jeff Foster
(La Vida Sin Centro)


2 comentarios:

  1. No se puede encontrar... ni dejar de buscar!
    No se puede esperar porque ya está aquí!
    Tampoco podemos asignarle un propósito a esta existencia ... y no por eso es un despropósito ... simplemente es!
    Propósitos y objetivos sólo aplican a ideales, a intenciones personales, a voluntades individuales.
    ... Lo que está antes de lo mental, de lo conceptual no necesita un objetivo para ser, sólo es espontáneamente, naturalmente, directamente ... sin propósito, sin evolución.

    No se llega a la iluminación, como no se puede llegar a la libertad ... se es libre, se es iluminado ... y esto sólo puede suceder AHORA.

    Muy buen texto Guillem!
    Excelente punto a dilucidar!

    ResponderEliminar
  2. Así es Ganapati

    Muchas gracias por tu visita y tu comentario.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar