Para entender lo que sigue, el lector debe permitirse -ahora y en cada lectura posterior- alcanzar un estado mental adecuado. Se os pide -transitoriamente, por supuesto- que dejéis de lado todas vuestras opiniones filosóficas, religiosas y políticas, y que seáis casi como los niños, que no saben nada. Nada, eso es, excepto que realmente oís, veis, sentís y oléis. Suponed que no estáis yendo a ningún lado salvo aquí, y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente. Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo, puesto que estáis palpando la realidad misma y no las opiniones sobre ella. No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por la mayoría de los cerebros adultos, de modo que si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fuera el sonido de tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Dejad que vuestros oídos oigan lo que quieren oír, dejad que vuestros ojos vean lo que quieran ver; dejad que vuestra mente piense lo que quiera pensar; dejad a vuestros pulmones respirar a su propio ritmo. No esperéis ningún resultado especial, puesto que en este estado desprovisto de palabras e ideas, ¿dónde puede existir pasado o futuro, y dónde alguna noción de propósito? Deteneos, mirad y escuchad... y permaneced aquí un momento antes de proseguir la lectura. Alan Watts (El camino del Tao)


22 oct. 2009

LO REAL


"¿Qué es real?... ¿Cómo defines lo real?.... Si estás hablando de lo que puedes sentir, lo que puedes oler, lo que puedes saborear y ver, entonces lo real son simplemente señales eléctricas interpretadas por tu cerebro". MATRIX

7 comentarios:

  1. Hola buenas noches

    Muy buena esta entrada que nos ofreces GUILLEM, matrix es algo así como Maya, otra realidad, pero NO la REALIDAD, la que está más allá de esas señales eléctricas.

    "Solo Sahaja samadhi, el silencio de sattva, es la belleza de tattva-jñana [el
    conocimiento de la realidad]". Sri Ramana.

    namásté

    de pranava

    ResponderEliminar
  2. Imito la realidad
    más allá del silencio que me acoje,
    más allá del espasmo,
    mas allá de mis pasos,
    mas allá del deseo deseado,
    mas allá de mí.
    Imito la realidad
    y vivo en mi útero
    me cubro en mi saliva
    y Tu como una placenta inmensa me cubres.

    ResponderEliminar
  3. Hola Guillem.

    Gran película Matrix, llena de simbolismos.

    Quien se cree que es esta personita piensa que la realidad es lo que le lee el cerebro y esto es un error gravísimo. El cerebro es incapaz de leer la Realidad.
    Namasté.

    ResponderEliminar
  4. Qué gran película! y los diálogos no tienen desperdicio. Qué bueno!

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias a todos por compartir.

    Guillem.

    NAMASTE

    ResponderEliminar
  6. La Realidad nunca puede ser vista, leída, interpretada, ni conocida... Eso sólo puede ser atribuido al objeto... y la Realidad es el Gran Sujeto Incognoscible...

    Namasté

    ResponderEliminar