Para entender lo que sigue, el lector debe permitirse -ahora y en cada lectura posterior- alcanzar un estado mental adecuado. Se os pide -transitoriamente, por supuesto- que dejéis de lado todas vuestras opiniones filosóficas, religiosas y políticas, y que seáis casi como los niños, que no saben nada. Nada, eso es, excepto que realmente oís, veis, sentís y oléis. Suponed que no estáis yendo a ningún lado salvo aquí, y que nunca hubo, hay ni habrá otro tiempo salvo el presente. Simplemente sed conscientes de lo que en realidad es, sin atribuirle nombres y sin juzgarlo, puesto que estáis palpando la realidad misma y no las opiniones sobre ella. No tiene sentido tratar de suprimir los borbotones de palabras e ideas que transitan por la mayoría de los cerebros adultos, de modo que si no se detienen, dejadlas seguir como quieran y escuchadlas como si fuera el sonido de tráfico o el cloqueo de las gallinas.

Dejad que vuestros oídos oigan lo que quieren oír, dejad que vuestros ojos vean lo que quieran ver; dejad que vuestra mente piense lo que quiera pensar; dejad a vuestros pulmones respirar a su propio ritmo. No esperéis ningún resultado especial, puesto que en este estado desprovisto de palabras e ideas, ¿dónde puede existir pasado o futuro, y dónde alguna noción de propósito? Deteneos, mirad y escuchad... y permaneced aquí un momento antes de proseguir la lectura. Alan Watts (El camino del Tao)


13 oct. 2009

FLUYENDO SIN ESFUERZO



*
¿Qué es fluir sin esfuerzo? Es lo que sucede constantemente, nos demos cuenta o no. La Vida es la que actúa, a través de todos los seres, que son expresiones de la Única Vida. Es la Vida la que lo armoniza todo y desde esta Unidad Vital -que es lo Único que existe- fluyen todas las situaciones. Vista así, la vida es fácil: fluye sola.

Nadie puede ir a contracorriente de la Vida porque no hay nadie que no sea la Vida. Y la Vida sabe siempre lo que hace. Fluye. Sin embargo en la humanidad ha venido sucediendo durante siglos que la mente intelectual limitada, creyéndose separada del resto del Cosmos, interpretó que era responsabilidad suya "dirigir la vida", encaminar sus pasos en una dirección u otra. Con su limitada visión, esta mente limitada ha estado haciendo enormes esfuerzos para tratar de llegar a alguna parte, ponerse a salvo, o simplemente "sobrevivir". No se da cuenta de que todo lo que sucede, es la Vida-Unidad quien lo hace.

Lo comparo a alguien que se pasara horas durante la noche mirando al este, esforzándose con todas sus fuerzas y toda su intención en hacer que amanezca, que se haga de día. Por muchos esfuerzos que haga, el día fluye espontáneamente en armonía con la Vida, pero la mente limitada tiende a atribuirse los méritos o deméritos, o bien a atribuirlos a otros (interpretándolos como otras mentes separadas). Por ejemplo, cuando amanece:
"¡Por fin mis esfuerzos han tenido éxito!". O a mitad de la noche, cuando por mucho que se esforzaba no amanecía: "Algo debo de estar haciendo mal... no se hace de día, esto va demasiado despacio". O sea: la mente limitada tiende a atribuirse responsabilidades que no son suyas. Porque todo lo que sucede en el Cosmos, es obra de la UNIDAD (la VIDA).

Es un tema éste, el de fluir sin esfuerzo, que fácilmente es malinterpretado. Fluir sin esfuerzo no implica pasividad ninguna. Cuando hay que moverse o hacer algo, se hace. Cuando hay que relajarse o tumbarse, se relaja. No se trata de por ejemplo ver a alguien caído en el suelo y en vez de ayudarle a levantarse decirle:
"perdona, te ayudaría pero es que mi filosofía es fluir sin esfuerzo"jejeje... No, la idea a captar más bien va por esta otra onda: uno hace lo que hace (seguir el impulso de ayudar a quien se ha caído) pero sabiendo que es la Vida la que lo hace a través nuestro. La Vida hace todo, a través de todos los seres. Saber esto, ser más y más conscientes de esto, eleva la frecuencia vibratoria. La Verdad resuena hacia la Libertad.

Esto que digo no es nuevo, se viene explicando desde diversos tipos de "ondas", por ejemplo en la filosofía advaita. La acción plenamente desinteresada, libre de egoísmo, es aquella que hacemos conscientes de que no lo hacemos como un ser separado de lo demás, sino que es una acción de la Vida a través de nosotros y a través de todos los seres.

No es cuestión de decir a nadie: "fluye". O decirle:
"intenta fluir sin esfuerzo". Porque, ¿a quién le estaríamos diciendo esto? ¿A la mente separada? ¿A su Esencia que ya lo sabe? Ojo, en realidad sí puede ser útil decir a veces eso: "fluid", "no os esforcéis, sabed la Verdad", pues son guiños a ciertos niveles vibratorios, guiños que muchas veces serán malinterpretados pero que ocasionalmente sirven de vislumbre a quien la Vida haya "agraciado" con el vislumbre, o sirve como semilla que madurará en su momento. Pero la clave no es tanto decir "fluye", sino saber que es eso lo que está sucediendo constantemente.

"Intenta fluir sin esfuerzo", aunque puede ser útil decir eso a algunas personas, significa casi lo mismo que esto:
"esfuérzate en no esforzarte"... jejeje... Resulta un poco paradójico, ¿no? Esto es así porque la mente separada suele interpretar la idea de "fluir sin esfuerzo" como un logro a alcanzar por ella, por su propio esfuerzo y responsabilidad, lo cual resulta imposible porque para empezar, esa mente "separada" ni siquiera está separada. Está unida al Cosmos. Y es el Cosmos, la Vida, la que realiza las acciones o inacciones. La mente sólo puede "soñar" (interpretar) que en realidad las acciones son fruto de sus propios supuestos esfuerzos.

Para fluir sin esfuerzo no hay que hacer nada, porque es lo que está sucediendo siempre. Por lo tanto se trata más bien de darse cuenta de esto. Incluso ese "darse cuenta" no depende de lo que haga o deje de hacer la mente limitada, sino de la "gracia" de la Vida, que es la Única Fuerza Actuante.

Estar tumbado al Sol puede ser relajante, sin esfuerzo. Estar corriendo, jugando, aunque requiere energía es algo que muchos lo viven alegremente como algo sin esfuerzo, pues sienten ese impulso de correr y jugar y lo disfrutan. La idea de "sin esfuerzo" es algo a darnos cuenta, tanto cuando externamente parece que hacemos esfuerzos ("sudando la gota gorda") como cuando parece que estamos relajados. No se trata de "esfuerzo" en el sentido físico (ni mental), sino que se trata de un darse cuenta de Quién es el que hace o deja de hacer. Cuando sabemos que la Vida lo hace todo, entonces estamos en Casa. Todo lo que hagamos viene bendecido por la Vida. Sabemos que no podemos hacer nada que no sea bendecido por la Vida. Estamos a salvo. Se disuelven las tensiones.

Incluso sentirse triste, depresivo, lo que sea, es un fluir de la Vida. Pasará. La mente puede interpretar que es responsabilidad suya, ir a un psicólogo o buscar ayuda. Pero no se da cuenta de que todo lo que sucede viene impulsado por la Vida. La mente, de hecho, viene influida por tantas programaciones... Si de hecho acaba acudiendo al psicólogo, entonces es la Vida la que previó y produjo ese acontecer. Lo que pasa es que si la terapia sale bien, la mente podría decir: "lo hice yo, fue mi idea de acudir a este psicólogo, acerté". O si sale mal, la mente a veces diría: "qué torpe soy, no debí haber venido a este psicólogo". Pero es la Vida la que produjo toda la secuencia, tanto la acción de acudir por ayuda como los resultados posteriores. Incluso la interpretación posterior de la mente sigue siendo el fluir de la Vida. La cual juega, con un plan juguetón y bondadoso. Un Juego en el que esa mente limitada va madurando y descubriendo que no existen los límites. Sólo la Vida, el Amor, la Unidad.

Volviendo a la frase "intenta fluir sin esfuerzo", o "fluye sin esfuerzo". El significado profundo de la frase es éste: "
todo está fluyendo sin esfuerzo". Por lo tanto, en el fondo decir "fluye sin esfuerzo" no es una petición, sino una descripción de lo que siempre sucede. Quizás queda más claro quitando el final: "todo está fluyendo". Lo de añadir "sin esfuerzo" es para dar la pista de que no hay oposición, no hay fuerzas contrarias al fluir. Y esto así debido a que todo lo que existe, es la UNIDAD.

Estáis fluyendo. ¿Pero quién? El Único que fluye, el Único Ser: La VIDA.

Más allá de las palabras sólo la "UNIDAD" es real, e incluso esta frase sobra.

Artículo escrito por MAGO (jugandoalegremente.blogspot.com)

5 comentarios:

  1. Un texto increíble, lleno de verdad y humor. Y no está mal que nos lo recuerden, lo del "guiño" :)
    Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Hola Guillem.

    En el Taoísmo hay una expresión que refleja perfectamente lo que tan magníficamente expones en tu post es “WEI-WU-WEI”

    Quisiera recomendarte un libro que leí hace tiempo que talvez te internará.

    FLUIR (FLOW): UNA PSICOLOGIA DE LA FELICIDAD
    de CSIKSZENTMIHALYI, MIHALY

    KAIROS, 1997

    Namasté

    ResponderEliminar
  3. Hola Z. Muy bueno este MAGO. Hayer me pasaron el blog y me gustó mucho cómo se expresa. Realmente hay buenos "guiños" por ahí. Yo, por mi parte, intento recopilarlos aquí para a quién le interese. Y es agradable saber que hay eco.
    Gracias. Guillem.

    ResponderEliminar
  4. Hola sankaradas. Muchas gracias por tus amables comentarios y por la recomendación del libro.
    GRACIAS POR COMPARTIR!!
    Guillem.

    ResponderEliminar
  5. Hola Guillem:
    Gracias por tu visita y comentarios, tendré en cuenta el libro que me recomendaste.
    Te dejo mi saludo en este artículo que me pareció magnífico, la experiencia más familiar, más cercana que siempre se me da, es esta del fluir de la Vida. Ella, Eso que Es, es lo que fluye, lo que medita y lo que Es en cada uno de nosotros, darse cuenta es el comienzo del despertar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar